jueves, 12 de abril de 2018

«Laberinto», un hermoso poema de José Saramago


Un 16 de noviembre nació José de Sousa Saramago, escritor portugués y Premio Nobel de Literatura en 1998.

Escribió, entre otras novelas, El Evangelio según Jesucristo (1991), Ensayo sobre la ceguera (1995), Todos los nombres (1997), La caverna (2000), El hombre duplicado (2002), Ensayo sobre la lucidez (2004) y El viaje del elefante (2009). Estas son algunas de sus mejores frases.

En mí te pierdo, aparición nocturna,
en este bosque de engaños, en esta ausencia,
en la neblina gris de la distancia,
en el largo pasillo de puertas falsas.

De todo se hace nada, y esa nada
de un cuerpo vivo enseguida se puebla,
como islas del sueño que entre la bruma
flotan, en la memoria que regresa.

En mí te pierdo, digo, cuando la noche
sobre la boca viene a colocar el sello
del enigma que, dicho, resucita
y se envuelve en los humos del secreto.

En vueltas y revueltas que me ensombrecen,
en el ciego palpar con los ojos abiertos,
¿cuál es del laberinto la gran puerta,
dónde el haz de sol, los pasos justos?

En mí te pierdo, insisto, en mí te huyo,
en mí el cristal se funde, se hace pedazos,
mas cuando el cuerpo cansado se quiebra,
en ti me venzo y salvo, en ti me encuentro.